Los dolores de cabeza son la segunda causa más común de dolor crónico en Estados Unidos. Probablemente esté familiarizado con los dolores de cabeza agudos, pero para algunas personas los dolores de cabeza son lo suficientemente frecuentes y graves como para perturbar su vida. Dos de los tipos más comunes de dolores de cabeza crónicos son las cefaleas tensionales y las migrañas.

Las cefaleas tensionales suelen estar causadas por el estrés, que puede ser de larga o corta duración. En otras palabras, el desencadenante del estrés puede no ser la situación que se presenta inmediatamente, sino una acumulación de estrés a largo plazo.

Lo primero que hay que hacer es identificar y, si es posible, eliminar la fuente de estrés. A veces, es más fácil decirlo que hacerlo. A veces tenemos más de una fuente de estrés en nuestras vidas, y a veces estos factores de estrés están fuera de nuestro control.

Otro tipo común de dolor de cabeza es la migraña. Los síntomas de la migraña no sólo incluyen un dolor punzante, sino también náuseas y distorsiones visuales conocidas como auras.

La causa de las migrañas no se conoce del todo, pero pueden ser neurológicas, hormonales o ambientales. Cada persona tiene sus propios desencadenantes, y algunas no saben exactamente qué es lo que les provoca los ataques.

Si sufres migrañas, una de las mejores cosas que puedes hacer es intentar llevar un registro de cuándo y cómo empieza cada migraña. Intenta encontrar un patrón e identificar cualquier cosa que pueda haber puesto en marcha la migraña, como alimentos, patrones climáticos o medicamentos.

Tanto las cefaleas tensionales como las migrañas suelen tratarse con dos métodos: evitar los desencadenantes y tomar analgésicos de venta libre. Pero si no puedes controlar tus migrañas con estos métodos, existen medicamentos profilácticos. Un programa de control del dolor también puede ayudar y puede reducir la necesidad de medicación. Hable con su médico sobre qué es lo mejor para usted.

Ahora estamos descubriendo que las personas pueden correr el riesgo de padecer cefaleas de rebote si utilizan analgésicos combinados, ergotamina o triptanes 10 o más días al mes o utilizan analgésicos simples más de 15 días al mes, especialmente si este uso regular se prolonga durante tres meses o más. Esta es una forma de hiperalgesia en la que su medicación está causando dolor en lugar de aliviarlo.

Si usted y su médico de cabecera han agotado las opciones para tratar su dolor de cabeza, un neurólogo especializado en cefaleas puede serle útil.