«Con 83 años pensé que nunca más podía volver a andar y ayer he hecho dos kilómetros»

Este es el testimonio de una paciente que llevaba dos años sin poder andar, ni siquiera para entrar en la consulta, con fuertes dolores en una pierna y en la cadera. Después de recorrer diferentes consultas de toda la provincia ya en la primera sesión con nosotros notó mejoría. Finalizado el tratamiento sólo necesita una sesión de mantenimiento cada mes y medio.

Escucha su testimonio: