«Me ha hecho mucho bien. Yo lo recomendaría. Se mejora y te atienden muy bien.»

Alicia, de 88 años, estuvo en tratamiento durante un año y le fue muy bien. Luego lo dejó, pero pasados unos meses, ha vuelto a la clínica. Tiene artritis reumatoide, lo que le provocaba dolor de huesos. Además, también tenía molestias en una pierna tras una operación de cadera.

Escucha su testimonio: